Uso de Cookies

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecerle contenidos interesantes mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Para saber más visite nuestra Política de privacidad.

Uso de Cookies

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecerle contenidos interesantes mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Para saber más visite nuestra Política de privacidad.

  • Tel. +34 933 212 751 Contactar
  • Passeig_de_gracia_150AniversarioEIXAMPLE_LHP0.jpg
    Passeig_de_gracia_150AniversarioEIXAMPLE_LHP.jpg
    Passeig_de_gracia_150AniversarioEIXAMPLE_LHP4.jpg
    Passeig_de_gracia_150AniversarioEIXAMPLE_LHP0.jpg
    Passeig_de_gracia_150AniversarioEIXAMPLE_LHP.jpg
    Passeig_de_gracia_150AniversarioEIXAMPLE_LHP4.jpg

    “L’Eixample” de barcelona cumple 150 años: 1859-2019

    Ref. Equipo LHP

     

    Este año se conmemoran los 150 años de historia del famoso "Eixample" (ensanche) de la ciudad de Barcelona y deseamos sumarnos a este homenaje con un artículo que recuerda ese memorable momento.

    Recordemos datos importantes que llevaron a hacer realidad el proyecto que transformó la ciudad.

    La relación entre la ciudad de Barcelona y los pueblos más cercanos era muy intensa. Del portal de Sant Antoni salía el camino hacia Sants y del portal del Àngel, el camino de Gràcia.

    El tráfico era tan intenso que se instalaron servicios regulares de coches de caballos. En 1824 se plantaron cuatro hileras de árboles en torno al viejo camino de Gràcia, que se convirtió en un paseo tanto para los barceloneses como para los gracienses.

    El camino de Grácia se transforma

    Más adelante se construyeron jardines con merenderos y locales al aire libre donde se hacía teatro, baile y conciertos, con sus atracciones: eran el Prado Catalán, los Camps Elisis y el Tívoli, entre otros.

    Entre 1854 y 1856 se derribaron las murallas en un período breve de gobierno progresista, pero hasta 1858 no se permitió hacer un plan para ensanchar la ciudad.

    concurso para el proyecto urbanístico

    Fue en 1859 cuando el Consistorio barcelonés convocó un concurso de proyectos urbanísticos, cuyo ganador fue el proyecto del arquitecto Rovira i Trias. Paralelamente, el Gobierno central encargó otro al ingeniero Ildefons Cerdà, que impuso este plan mediante un decreto que anulaba la decisión del Ayuntamiento de Barcelona.

    Aquella decisión no fue de agrado en la ciudad, aunque proponía un proyecto mejor. Barcelona rechazaba el Plan Cerdà porque suponía una medida centralista del Gobierno de Madrid y porque desaprovechaba mucho espacio, puesto que lo destinaba a zonas verdes.

    El plan de Cerdà no estaba pensado solo para el espacio que hoy ocupa el distrito de L’Eixample; planteaba un ensanche entre Montjuïc y el río Besòs, incluyendo el término de Sant Martí.

    L’Eixample se construyó en los años de la industrialización de Cataluña, a finales del siglo XIX y comienzos del XX. La parte central, la Dreta de l’Eixample, fue el barrio de la burguesía que introdujo en su casa un estilo propio, el modernismo, reflejo de ese momento.

    Otros barrios fueron influidos por esta corriente

    Aunque en esta zona se concentraba un buen número de edificios significativos, el resto de los que había en otros barrios, como el Fort Pienc, la Sagrada Família, Sant Antoni o la Esquerra de l’Eixample, fueron influidos por esta corriente. Todo el Eixample constituye un conjunto arquitectónico modernista único en Europa.

    Fuente de la información: Ajuntament.barcelona.cat

    Suscrí­bete a nuestro boletín para recibir notificaciones sobre nuevas novedades, y actualizaciones